Arcadi, gracias infinitas

En este momento estás viendo Arcadi, gracias infinitas

Nos es difícil decirte adiós porque te sentimos cerca y sabemos que continuarás vivo dentro de nosotros, dándonos empuje para continuar construyendo puentes de esperanza. Con todo, queremos escribirte unas líneas de agradecimiento.

Gracias por estar ahí siempre que te lo hemos pedido, también en estos últimos años en que has querido formar parte del equipo de esta nueva entidad – quizás la última que has co-creado -, la del Legado de tu amigo y tan estimado Jaume.

Gracias por como has pisado esta tierra, de manera sencilla, humilde y generosa, siempre con un sí incondicional y una risa acogedora.

Gracias por tu mirada bondadosa y llena de ternura.

Gracias por la creencia absoluta en que todo – incluso lo más pequeño – tiene sentido.

Gracias por tu entrega total a la búsqueda de la verdad, la justicia y la paz.

Gracias por llevar la cátedra a la calle, a los movimientos y organizaciones sociales, desvelando y sacudiendo conciencias.

Gracias por mostrarnos caminos donde actuar con coherencia y por enseñarnos que, haciéndolo así, aprendemos a vivir plenamente.

Gracias por tu gran capacidad de abarcarlo todo, por el amor profundo a todo y a todos.

Gracias por vivir apasionadamente cada encuentro con cada persona con la que te has relacionado.

Gracias por enamorarte de la vida, por vivirla intensamente hasta el final.

Gracias también por saberte despedir de la vida, y porque nos has permitido decirte lo que ya sabías: que te queremos.

Nos dejas deberes: continuar regando las semillas que has plantado. Una de ellas es este Llegat que apenas empieza a caminar y que hoy, a pesar de tu marcha, es más fuerte porque se sustenta en dos pilares bien grandes: el tuyo y el de Jaume.

Os imaginamos ahora juntos; quizás ya le habrás explicado – como nos dijiste – que estamos cuidando su obra, como también tendremos que hacer con la tuya. Y vosotros, a su vez, nos estaréis cuidando amorosamente para que no desfallezcamos.

Muy probablemente estaréis preparando alguna de bien grande allá arriba, con tantos otros que os han precedido y con los que habéis trabajado incansablemente para transformar este pequeño mundo lleno de injusticias, pero también lleno de grandes gestos de solidaridad. Que tiemblen cielo y tierra! Unidas haremos posible que la última palabra sea la de la esperanza.

Muchos agradecidos también a Janine y toda tu familia que nos ha regalado el poder disfrutar de tí hasta el último momento.

La Junta del Llegat

Deja una respuesta